Intenta hacer ejercicios de baja intensidad durante gran parte de tu día al realizar tareas cotidianas

Actividad física de baja intensidad

Las actividades físicas de baja intensidad son aquellas que no hacen que tu ritmo cardíaco aumente mucho o nada en absoluto, no aceleran tu respiración y te permiten hablar con normalidad. Realizas estas actividades diariamente con más frecuencia de la que piensas. Algunos ejemplos: 

  • Actividades domésticas como lavar los platos o cocinar.
  • Hablar por teléfono de pie.
  • Hacer música o manualidades de pie.
  • Yoga

Saludable

¡Hacer ejercicio regular de baja intensidad todos los días contribuye positivamente a tu salud y previene estar sentado demasiado tiempo!

    ¡Consejo!

    Intenta hacer pequeñas tareas domésticas de pie, como doblar la ropa, cortar verduras o hablar por teléfono.

    ¡Consejo!

    Comienza la mañana con 10 minutos de ejercicios de yoga. ¡Despiértate sintiéndote relajado!