Sustituye la mantequilla, la margarina dura y las grasas para cocinar por margarina blanda, grasa líquida para cocinar y aceites vegetales

Grasas

El cuerpo necesita grasas como material de construcción y combustible. Las grasas también aportan las importantes vitaminas A, D, E y K.

Ejemplos de grasas insaturadas:
Aceite de oliva, aceite de girasol, aceite de frutos secos, margarina blanda, y margarina blanda baja en grasa.

Saludable

Hay distintos tipos de grasas: insaturadas, saturadas y trans. Las grasas insaturadas (en su mayoría grasas líquidas) son más saludables que las grasas saturadas (grasas duras y grasas trans). Las grasas insaturadas son muy importantes para la salud: pueden reducir los niveles de colesterol LDL «malo» y son importantes para que el cerebro y la memoria funcionen correctamente.

¡Atención!

La mantequilla, la margarina dura y las grasas duras para cocinar tienen un alto contenido en grasas saturadas. Las galletas, el chocolate y muchos aperitivos también tienen un alto contenido en grasas saturadas y trans. Por lo tanto, consume estos productos lo menos posible.

Consejo

Cuando prepares comidas calientes, utiliza 1 cucharada de aceite por persona. De este modo, consumirás una cantidad suficiente pero no excesiva de grasa. Al fin y al cabo, la grasa contiene muchas calorías.

¿Cuánta grasa necesitas?

Utiliza aceite y/o grasas blandas todos los días (las mujeres 40 gramos, para hombres de 50 a 70 años, se recomiendan 50-65 gramos). 

Es decir, 1 cucharada para preparar la comida y el resto para untar el pan o preparar tostadas y tostas.

Aquí encontrará más recetas

(click en el logo para ir a la página web)