Tomar algunas raciones de lácteos al día, incluida la leche o el yogur

Lácteos y sustitutos de los lácteos

Los lácteos son productos derivados de la leche (Los sustitutos de los lácteos son productos vegetales similares a los lácteos)

Ejemplos de lácteos:
Leche, suero de leche, yogur, requesón y queso.

Ejemplo de sustituto lácteo:
Bebida de soja. Al igual que los productos lácteos, contiene proteínas y tiene calcio y vitamina B12 añadidos.

Saludable

Los lácteos contienen muchos nutrientes buenos, como proteínas, calcio, vitamina B12 y otras vitaminas y minerales. Los lácteos fortalecen los huesos y los músculos. Reducen el riesgo de fracturas óseas y algunas enfermedades.

¿Con o sin azúcar?

Hay productos lácteos ricos en azúcar, como las natillas, el pudin, el yogur de frutas o la cuajada de frutas. Éstos contienen más calorías. Es preferible utilizar productos lácteos sin azúcar añadido.

¿Productos desnatados, semidesnatados o enteros?

Existen productos lácteos desnatados, semidesnatados y enteros. Es preferible utilizar las variedades desnatadas o semidesnatadas; contienen menos grasas saturadas y, por tanto, son mejores para la salud cardiovascular.

¿Animal o vegetal?

Además de la bebida de soja, existen otros productos lácteos de origen vegetal, como la leche de almendras, de arroz, avena y coco. No son tan buenos como los lácteos y la bebida de soja, pero sí contienen suficientes proteínas y se les ha añadido suficiente calcio y vitamina B12, aportando nutrientes. Si es así, son mejores que no tomar ningún lácteo.

¿Qué cantidad de lácteos o sustitutos lácteos necesitas?

Consume 3-4 raciones de lácteos o sustitutos lácteos al día (mujeres 450-600 ml, hombres 450 ml).

Consejo

Al final de la tarde, consume 1 ración de bebida láctea o de soja. Calma el hambre y te da energía. Así evitarás picar algo poco saludable al final de la tarde, cuando estás cansado y hambriento.

Recetas con lácteos y sustitutos (PDF)

Aquí encontrará más recetas

(click en el logo para ir a la página web)