Consumir diariamente al menos 90 gramos de pan integral u otros productos integrales y sustituir los productos de grano refinado por productos integrales

Productos integrales

Los productos integrales son sanos. Son buenos para tu intestino y te hacen sentir saciado durante mucho tiempo.

Ejemplos de productos integrales:
Pan integral, avena, pasta integral, quinoa y arroz integral.

Saludable

Los productos integrales como el pan integral, la avena, la pasta integral, la quinoa y el arroz integral tienen un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. Los productos integrales se elaboran con el grano entero, incluidos el salvado y el germen. Los productos integrales tienen un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales. La fibra garantiza una buena digestión, niveles estables de azúcar en sangre y una saciedad prolongada. También reducen el riesgo de ciertas enfermedades, como las cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y la diabetes.

Nota

También hay productos de cereales refinados, como el pan blanco, la pasta blanca y el arroz blanco. Estos son productos «procesados». Se ha eliminado el salvado y el germen del grano. Como resultado, los productos de cereales refinados contienen menos fibra, vitaminas y minerales. En consecuencia, tienen menos beneficios para la salud.

Consejo

Los productos integrales sacian durante mucho tiempo, por lo que evitan los antojos y los tentempiés poco saludables entre horas.

¿Cuánto necesitas?

Come al menos 3-4 rebanadas de pan integral (mujeres), 5-7 rebanadas de pan integral (hombres) y 4 cucharadas de cereales integrales o 4 patatas cada día.

Recetas con productos integrales (PDF)

Aquí encontrará más recetas

(click en el logo para ir a la página web)